DE NADIE…

Ella siempre ha estado ahí para nosotros… Desde el principio se posicionó en un lugar de privilegio y de la mano de una suprema atracción es la mayor testigo de nuestra existencia… Vió nuestro nacimiento y alumbró las noches desoladas en parajes, cuando comenzabamos a caminar erguidos… Dentro y fuera de una cueva… Sobre la proa de un barco… Al lado de las nubes y reflejada sobre el mar… Siempre ahí… Mostrándose y mostrándonos… Llena o menguada… Su potencia conduce nuestros ojos y ya no sólo la miramos y observamos… Es que la vemos y sentimos… Sonreimos en su viaje… El mismo que estimula a los vivientes y coincide con nuestra preciada humanidad femenina… Y desde lo alto nos seduce una y otra vez entre reflejos tonos y matices, mientras un aullido le reclama atención… Es de todos los ojos del planeta y no es de nadie… Su magia es mi debilidad… Como tantas otras expresiones de la creación… Y es desde allí que me permito observarla con estos ojos negros, curiosos y creyentes… Su forma es la de un corazón y no temo descubrirla así… Ello no me avergüenza ni me pone en desventaja… Su brillo humaniza la razón de mi razón… Recitándole… Llorando… Elevando una plegaria o cobijándome en el silencio, siempre ha brillado para mí… Y he cerrado los ojos como ahora para estar en comunión con la magia que me lleva a visitarla, como en tantos viajes que recreo de todas esas películas que mi mente se inventa sobre la vida, los sueños y el amor… Una amplia sonrisa se dibuja en mi rostro, agradecido e iluminado, por el baño de su hermosa luz… Amada Luna muchas gracias por estar ahí…

Elsy Concepción

Autor: elsyconcepcion

Licenciada en Comunicación Social con una especialidad en Información Internacional y Maestría en Relaciones Internacionales. Son temas de interés la política internacional, medio ambiente, seguridad global y hemisférica, y medios de comunicación en zonas de conflicto. Me define el corazón y todo lo que motive sus pulsaciones... Alma inquieta y cerebro ávido de estímulos... Hambre de lo bueno, de lo grande y maravilloso como un brote en primavera y resistente en invierno... Bendecida en la maternidad, con sonrisas, miradas que me siguen y me educan... Sintiendo al tiempo integrar mis suspiros y obrando para la mujer del espejo que todos los días enfrenta, con la mayor de sus sonrisas este espacio dentro del universo...

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: