52…

ESTE CAMINO está lleno de historias como las ramas de un árbol frondoso que revela su sombra y cobija en su interior… En ella se proyectan todas las VIVENCIAS forjadas en la ruta, los senderos, entre muchas vías, en la calzada, por la carretera, sobre un bulevar, llena de recorridos, entre avenidas, sin itinerarios, sobre rutas sinuosas, junto a la vereda y por la calle del medio…

Una travesía que lleva MI NOMBRE y en ella he recogido la mayor cantidad de flores, hojas secas y frutos cuyos colores dan luz a los sueños… Muchos transformados en bellos y aleccionadores recuerdos y otros construidos al otro lado del arcoíris… En ese espacio está puesto el horizonte de la vida como una línea imaginaria que separa el cielo del mar… En ella brota la EXPERIENCIA, una palabra inmensa que reúne lo que eres y sientes, o intenta llegar ahí mientras dibuja tus inclinaciones, las sombras y los nuevos andares…

Muy cerca está él… El TIEMPO… Continuo, paciente y a veces distante pero siempre presente… Él da forma al puzzle de este paseo, marcando una silueta y sus espacios con pequeñas figuras llenas de brillo que viven detrás de mis párpados… A lo lejos se ven las HUELLAS y una tras otra van describiendo mi rostro con sonrisas y revelando el peso de mis pies en los encuentros del camino… Siempre danzante, siempre descalza para sentirlo todo…

Y en medio del todo y la nada, pero llena de gotitas de rocío por cada amanecer habita mi ALMA, rodeada de incomprensibles, titilante, sonidos, estelas, centrifugada e indeterminada, fulgurante, ardiente, llena de una fuerza e inquieta… La partícula que soy en este universo… Descubriendo la magia, sonriendo, llorando, aprendiendo, cuidando, amando la vida y todos los sueños que cuelgan en las ramas del árbol, bajo el cual me siento cada día en SILENCIO…

A todos quienes hoy leen estas breves líneas, MUCHAS GRACIAS por permitirme descubrir la luz que los distingue y están dispuestos a acompañar la mía…

TENERTE COMO LO MEJOR DE MÍ…!!!

“La gratitud es una forma de experimentar el mundo con amor.”

Wayne Dyer

Recreo un escenario tan nuestro… Compartiendo un café con leche y un pan con queso rayado y mantequilla entre las páginas de los diarios… Cómo sería hoy, me pregunto… Dónde estaríamos leyendo y comentando los hechos de los que no eramos indiferentes…

Seguramente te leería todo lo que encuentro a mi alrededor en esta hiperconexión vital… El hogar que es también el trabajo y que en el último tiempo es nuestro mundo…

Toma entonces tu café y escucha(me)…

Trata de comprender que hoy el hombre ha cambiado su construcción del mundo para sí mismo y para los que vendrán… No te sorprendas, hoy hay grupos que llaman avanzados, liberales y progresistas, con voces y votos para afectar esto que hicimos por tradición y costumbre y hasta por amor… La familia que edificaste esta siendo atacada… Sí… Te sorprendería saber el poder de estas nuevas invenciones de la libertad… Son tan diferentes a la que me enseñaste…

Y sabes porqué, porque hoy la verdad se sostiene en gustos y humores… La venden y promueven sin medidas ni razonamientos… La palabra vacía cobra fuerza mientras crece la incertidumbre y el caos…

Ya sé… Sé que nada de eso te gusta… Y no trates de comprenderlo… Tampoco me pidas que intente explayarme porque lo transito con los valores que sembraste en mí, y eso me produce un choque  mientras intento copiarte en la educación de los niños…

Vas a sacar cuentas… Ahora no importa cuántos y ni el total… No entiendo la progresión ni la tendencia… Sólo sé que existe y nos tiene como ahora, presionándonos para movernos y yo me esfuerzo para fluir en medio de tanto tiroteo… Por supuesto, hay que seguir como dices, viviendo, sintiendo, amando… Eso nunca lo he dudado aunque hay momentos muy duros cuando miro a nuestra Venezuela… Cuando pienso en la postpandemia y todo lo que sueño para los próximos años… Cuando como ahora te revivo en un espacio que me invento, para volver a sentir esa fuerza de las palabras, el encuentro y el amor… De todo en lo que creo, aunque el mundo se haya desperdigado en sinsabores, intolerancia y esa enorme falta de humanidad…

Hace 29 años te condecoré con mi primer título… Estabas tan chocho… Tan feliz… Gracias por tanto y todo Papi…

Entonces contemplo tu mirada, escucho tus palabras llenas de alegría y ese profundo abrazo con el que haces posible que vuelva a la vida… Este 15 de julio, toma los suspiros que se esconden en el dolor de mi pecho para que soples tus 78 velitas… Feliz Cumpleaños Papi… Y no olvides darme la bendición… Yo también Te Amo Papi…

Elsy Concepción