UN METRO 62 CENTÍMETROS…

Para dimensionar mi metro 62 centímetros…!!!

Dicen que la altura de una persona es desde la cabeza al cielo, no hasta el suelo… Casi una adaptación de la célebre frase de Napoleón Bonaparte quien señaló alguna vez que “La Inteligencia de un hombre no se mide de la cabeza al suelo, sino de la cabeza al cielo”…

Los especializados en anatomía humana dirán que es la longitud del fémur o la tibia la que indique la estatura de una persona… Otros buscarán a Martin Luther King con su “un hombre no mide su altura en los momentos de confort, sino en los de cambio y controversia” para apoyar su idea de estar a la altura de las circunstancias…

Toda una metrología para calcular cuánto puedes crecer… Cuán alto eres… Qué medida tienes frente a la vida … O que tan alto puedes llegar, mirar y conducir… Como si tu lugar bajo cielo pueda en verdad describir la ecuación en centímetros que posiciona tu humanidad…

Yo he sumado 162 centímetros… Allí están las millones de células que son Elsy, oxigenadas y tonificadas por el diario andar con la Luna de testigo en desafiantes tacos, y descalza a campo traviesa de las cactáceas y los estramonio…

Erigirse, mostrarse y mantenerse en una altura subjetivada y sublimada como la gracia y fuerza de un “pas de deux” parece cosa de otro mundo… Mirar desde lo alto y mirar a lo alto, son dos posiciones completamente diferentes con significantes sobre los pies en la tierra, cuya consecuencia no es otra que sentirse parte de sí cuando incluso lo que se espera de nosotros es más de lo que se puede dar…

Corre el tiempo para invertir en la longitunidad del ser, más que colocar el  oro en la delgada línea que divide el cielo de la tierra… Porque tu altura y todo cuanto puedas crecer hasta tocar las estrellas empieza con un poco de cielo azul sobre nuestras cabezas, la caricia de un vientito tibio y la paz del espíritu…

A veces ignoramos nuestra verdadera estatura hasta que nos ponemos de pie…

ECCM

EL CASCANUECES DE MI CASCANUECES…!!!

Emerge desde mi interior como un inmenso coctel evocativo, quizás porque avanza Diciembre con toda su construcción de encuentros, luces, regalos, celebraciones, fiestas y la presencia de la ausencia… Tal vez porque la luz ahora me traspasa y llena mi alma de nostalgia al hacerme consciente de su irremisible paso por estas coordenadas… Le permito entonces llenarme de todos esos recuerdos de mi hermosa experiencia como bailarina porque la primera pasión de nuestras vidas nunca se olvida… Y ésta es la mía…El Cascanueces es más que un bello cuento de Navidad sobre una niña (Clara), su regalo (El Cascanueces) y sus sueños… Y aunque así es bien conocido en esta época del año, su producción en una sala de teatro implica en esta autoreferencia, una enorme conjunción de vivencias en colores y alegrías del lugar de mi cascanueces… Y ese no es otro que mi amada Venezuela… Un país que durante los años de mi infancia y adolescencia, se abrió al hecho cultural desde la democratización de sus espacios y contenidos como ningún otro…El Cascanueces de mi Cascanueces fueron todas esas horas y días de ensayos de esta obra cumbre junto al cuerpo de baile del Ballet de Keyla Ermecheo y el Ballet Metropolitano de Caracas bajo la dirección del Maestro Héctor Zaraspe… Era la comprometida repetición de una coreografía al compás de la bellísima creación musical de Piotr Ilich Chaikovski… Una pieza brillantemente ejecutada por la Orquesta Sinfónica de Venezuela en vivo, acompañada de la sublime interpretación de los coros de las Voces Blancas de Elisa Soteldo… Qué maravilla…!!!El Cascanueces de mi Cascanueces eran mis padres allí presentes en todas las etapas de mi proceso… Fue mi familia como tantas otras familias venezolanas aplaudiendo y disfrutando en el impecable Teatro Nacional, el Teatro Municipal y el Teatro Teresa Carreño… También fue la inspiración que dio sentido a la vida de muchos y proyectó la de otros en el triunfo del arte sobre lo imposible, por encima de los sueños, frente a la utopía y el más grande amor… El Cascanueces de mi Cascanueces no está más en mi amada Venezuela… Las luces del teatro están apagadas, los colores de la escenografía y los trajes a la medida habitan en la opacidad de los intolerantes y en la telaraña del olvido…Clara se ha ido, y con ella su regalo y sus sueños… El Cascanueces de mi Cascanueces hoy, es la virtud y el valor de cómo sostenerse en el dolor de unas zapatillas de punta y llenarte de disciplina, superación y entrega en la vida, mientras bailas, mientras fluyes entre lo etéreo y en la inexistencia…
Elsy Concepción

He sido fiel a las interpretaciones del Vals de las Flores del Ballet Bolshoi y el American Teather Ballet… Sin embargo he compartido la simpleza y belleza de esta pieza en el talento de la Compañía de George Balanchine´s… Divinamente interpretada y así sentida…

2021…

Siempre hay una «Canción para Ti»…

Llegó Diciembre tan rápido (es una sensación) y el 2021 comienza a despedirse de mí lleno de rojos, verdes, dorados y destellos color plateado… Cada mañana me abrazo mientras no dejo de pensar en todo cuanto he sentido desde que vi cómo permanecían en mi día a día, la novedad desdibujada y las expresiones propias de la incertidumbre y la contradicción que llegaron a arrastrarme a orillas desconocidas…

El signo de la ignorancia, el egoísmo y lo border dominan nuestra sociedad enmascarada imponiendo nuevos mecanismos de identidad, dejando crecer el egoísmo y la vanidad… Pensaba en la repetición de un guión ya conocido y lleno de espejismos…

Y a pesar de tantos saltos y sombras persecutorias es clarísimo que yo nunca dejé de refugiarme… Nunca dejé de hablarme, de escucharme y de sentirme… Nunca me he abandonado y mucho menos he echado al olvido el honor y el aprendizaje que significa escribir mi nombre… Entre mi pecho y mi alma siempre he tenido mi lugar, mi centro… Es desde allí que protagonizo cada uno de los escenarios de mis sueños y donde florecen las ganas con las que vivo cada día…

Hoy observo con la mayor de mis fuerzas esos pequeños espacios en los que la imperceptibilidad de los detalles que caracterizaron el aquí y ahora de un año, me saludan con picardía porque están de salida en mi vida… El 2021 se va y se quedan conmigo mis pequeños triunfos de todos los días… Es el presente por cuanto he luchado, defendido y amado…

Las verdades con las que aún intento conocer y comprender al mundo; y todas esas líneas escritas, canciones, mensajes, secretos, opiniones, sentimientos y reflexiones que redescubrí en tantos amaneceres los últimos meses; mientras las ausencias dominaban los días y las noches, y yo actualizaba quien era en este perfil también sujeto a la censura del metaverso…

Entonces he celebrado la valentía con la que he escrito y me he desnudado al brindarme tal cual soy… He reconocido mis verbos y la conducta con la que he logrado refrendar lo que siento y pienso… Todo el 2021 ha significado un aprendizaje enorme por todas las puertas del laberinto que abrí… Por las que traspasó mi alma para reencontrarme con los valores que aún me sostienen, riegan mis flores y besan mis sueños… Se trata del triunfo de este pequeño dominio que observa en quietud los imprevistos, las mareas altas, el olvido y hasta la fiebre y dolores de un bichito -un mutante- que redimensionó mi mirada hacia el otro y los vínculos…

Ahora se asoman los nuevos días por venir, y yo sigo reconfigurando mis aquí y ahora en esta maravillosa aventura de poner en valor mis conocimientos, y la impronta de mi fuerza en este desafío que vivo desde julio sentada frente a este inmenso ventanal… Mis dedos chocando contra las teclas de mi laptop, mis oídos escuchando todo y a todos, y mi mirada se pierde a veces, en ese mar que hay en este cielo celeste que me acompaña en mis asignaciones, creaciones y responsabilidades… Probablemente, seguramente e indiscutiblemente mi mayor hallazgo, mi celebración y agradecimiento de este 2021…

Entonces se entiende que aparezcan en esta reflexión todas mis miradas y sus sonrisas… Todo cuanto he soñado y amado hoy me colocan en este universo femenino que tengo en exclusiva para mí… La psicología de la mujer puesta en lo que soy y se reconoce en las lágrimas por la distancia y las ausencias impuestas, inevitables, profundas… Pero también por todos esos hermosos mapas mentales de lo posible que he creado y puesto en el horizonte, con las pinceladas y matices que tiene la luz que me baña… Porque cuando amas, esos tejidos íntimos te hacen crecer y florecer junto a corazones que crecen y florecen también…

El corto-cortito de mi cabello me hizo distinguir los nuevos colores que saltan a la vista y aplaudo silenciosamente con alegría, porque están sostenidos en el fuego interior y todos esos pasos en millones de caminos… Unos suaves hilos de plata empiezan a coronarme… Y este año que está por irse me los obsequió en medio de reflexiones, incomprensiones, vacíos, soledades, imposibilidades, pensamientos, sueños, deseos y utópicos arcoiris… Yo los he mirado y sentido con muchísimo amor… Su brillo me recuerda toda la chispa que aún explota en mi interior y completan mi ser…

Sobreviví a este 2021 de la ficción y la opresión, del abandono y el dolor, de la mentira y la politiquería, del temor y la distancia… Sobreviví a este 2021 porque soy la mujer presente, sonriente… La que abraza y se comunica… La que escucha y lee… La misma que canta y cierra los ojos… Soy la que respeta miradas y decisiones… La misma que exprime el tiempo corriendo en el jardín… La que comprende y acepta… Que reflexiona y escribe… La mujer que besa y ama… La que va detrás de una utopía con sus pies descalzos…

Hoy estoy firme y enamorada como siempre de los corazones amables y gentiles… Sintiendo en este preciso momento un inmenso agradecimiento por todo lo vivido… Porque creo en la importancia de seguir adelante sin olvidar quien soy al acercarme al otro, al mostrarme en la verdad que palpita en mí… Saludo desde el corazón a este 2021 en cuyas inflexiones aprendí y desaprendí que aún quedan muchas primeras veces detrás de tus párpados… Y que las almas como la mía siempre pondrán en valor la educación, el respeto, la compasión, la mayor de sus sonrisas y el amor…

Gracias 2021…!!! Muchas gracias…!!! Te saludo recordando que echar la vista atrás es sólo para evitar equivocar la ruta, no para regresar… Este es el tiempo sí… Un preciado tiempo que nos merecemos para compartir y sobre todo para amar… Porque siempre habrá una «Canción para Ti»…!!!

Elsy Concepción

52…

ESTE CAMINO está lleno de historias como las ramas de un árbol frondoso que revela su sombra y cobija en su interior… En ella se proyectan todas las VIVENCIAS forjadas en la ruta, los senderos, entre muchas vías, en la calzada, por la carretera, sobre un bulevar, llena de recorridos, entre avenidas, sin itinerarios, sobre rutas sinuosas, junto a la vereda y por la calle del medio…

Una travesía que lleva MI NOMBRE y en ella he recogido la mayor cantidad de flores, hojas secas y frutos cuyos colores dan luz a los sueños… Muchos transformados en bellos y aleccionadores recuerdos y otros construidos al otro lado del arcoíris… En ese espacio está puesto el horizonte de la vida como una línea imaginaria que separa el cielo del mar… En ella brota la EXPERIENCIA, una palabra inmensa que reúne lo que eres y sientes, o intenta llegar ahí mientras dibuja tus inclinaciones, las sombras y los nuevos andares…

Muy cerca está él… El TIEMPO… Continuo, paciente y a veces distante pero siempre presente… Él da forma al puzzle de este paseo, marcando una silueta y sus espacios con pequeñas figuras llenas de brillo que viven detrás de mis párpados… A lo lejos se ven las HUELLAS y una tras otra van describiendo mi rostro con sonrisas y revelando el peso de mis pies en los encuentros del camino… Siempre danzante, siempre descalza para sentirlo todo…

Y en medio del todo y la nada, pero llena de gotitas de rocío por cada amanecer habita mi ALMA, rodeada de incomprensibles, titilante, sonidos, estelas, centrifugada e indeterminada, fulgurante, ardiente, llena de una fuerza e inquieta… La partícula que soy en este universo… Descubriendo la magia, sonriendo, llorando, aprendiendo, cuidando, amando la vida y todos los sueños que cuelgan en las ramas del árbol, bajo el cual me siento cada día en SILENCIO…

A todos quienes hoy leen estas breves líneas, MUCHAS GRACIAS por permitirme descubrir la luz que los distingue y están dispuestos a acompañar la mía…

NADA TAN MARAVILLOSO…

Nada tan maravilloso como volvemos a ver… Así nos encontramos quienes te amamos Mami…!!! El último tiempo ha reconfigurado nuestro vínculo entre reuniones virtuales y demandas existenciales… Un espacio en esos lugares donde te sentimos y desde allí la alquimia del amor nos revela el inmenso potencial que vive en todo lo que sembraste… Superamos la distancia y sus imprecisiones para presentarnos frente a una pantalla, nos colgamos de la tecnología de hoy para distinguirte y compartir tus expresiones, tus palabras y tus bendiciones… Es la arquitectura del amor entre Vigo, Mendoza y Caracas…

Poder verte y contemplarte es un ejercicio de emociones donde los sentimientos más profundos me hacen advertir los pasos y sus huellas, en un cronómetro lleno de colores que posa su brillo en tu cabello platinado… El marco perfecto de tus ojos y tu sonrisa Mami…!!!

Y en cada nueva reunión observo, como hace tantos años, tus delgadas y pequeñas manos… Las mismas que ordenaban a Borges, Rimbaud y Victor Hugo… Las que cuidaban a los clásicos griegos y españoles… Las manos que me enseñaron a Don Andrés Bello, uno de tus tesoros, y colocaron sobre la pared de la biblioteca a Ruyard Kipling con su maravilloso «Sí» junto a «Tus Hijos» de Khalil Gibran…

Son las manos que me obsequiaron mi primer diario y las que me aplaudieron en un teatro mientras bailaba… Las que ayer estrechabas con las nuestras y han dado la bendición a cada uno de sus nietos…

Yo deseo verlas nuevamente en nuestro zoom familiar para besarlas y secar la lágrima que custodia mis silencios desde que empezaste a ordenar la biblioteca de tu memoria… Allí donde la laguna del olvido se cubre por momentos de niebla y otras con el resplandor del amanecer…

En mi corazón se van quedando las imágenes de nuestra comunión virtual… Nos conectamos y en torno a tí existimos, vivimos y amamos… Sin embargo en esta vitrina comparto la más bella de todas… Justamente de la que no hay memoria sino la huella del amor eterno…

En esta imagen estas tan hermosa junto a nosotros tres, Mami…!!! Pablo Enrique sentadito, curioso… A mi me sostienes a tu derecha… Y María Beatriz dormidita creciendo en tu vientre…

Y no dejo de advertir la delicadeza de tus manos… Delgadas y llenas de amor… Hoy las mías escriben, después de tantas plegarias y noches cuidandote en la imposibilidad material de 8 mil kilómetro entre tú corazón y el mío… Mi amor las llevan hasta tí para brindarte toda mi dulzura, mi calor, mimarte y sostenerte… Aunque sea poco… Para sentirte una vez más Mami…!!!

Elsy Concepción

AMOR MÍO…!!!

Hoy hace 10 años te besé en la frente con apenas unos breves minutos de tu venida al mundo… Y con ese beso llegaron todos los demás con los que he tejido la fuerza del amor más grande…

A las pocas horas de tenerte en mi pecho tocaron a la puerta las primeras señales de lo que poco a poco se hizo presente frente a nosotros para manifestarse en toda su complejidad… Fue así que comenzamos a transitar la mayor aventura de nuestras vidas… Todo traduciendose en tu pequeña humanidad llena de aprendizajes para mí…

Y así lo hicimos mi amor, entre las primeras agujas, las lágrimas y el dolor… Las mismas que se acumularon en mi corazón mientras te veía luchar y a pasos agigantados superar cada espacio mirándome con esos ojitos míos…

En todos estos años has crecido y mostrado tu maravillosa fortaleza en medio de lo desconocido pero cierto… Y desde entonces celebramos tu precoz adaptación a los rigores que la vida impuso a través de la ciencia, siendo un bebé tan pequeño y alimentado de mi pecho, tu refugio seguro…

La aparición de tus primeros dientes, empezar a caminar y hablar están entre tus triunfos… Todos ellos coronados por tu hermosa sonrisa Miguel Enrique…!!! La sonrisa de mi niño… La sonrisa y alegría de mi campeón que tanto te caracteriza y llevas de bandera aún en los momentos donde lo desconocido se asoma para recordarnos que el amor es más fuerte… Tan fuerte que nos enseñó la verdad del aquí y ahora, su inmenso peso sobre los sueños y la esperanza; y sobre todo a sentir la belleza de la vida…

He tomado tus pequeñas manos entre las mías para mostrarte cuando has crecido… He hecho de tus cuidados la más dulce de mis disciplinas… Hemos transformado las dificultades en un mundo de oportunidades lleno de más amor…

Hoy 15 de noviembre celebro tu vida hijo mío, como cada día desde hace 10 años… Hoy te mimo como siempre… Hoy te cuido desde muy temprano… Hoy te disfruto cantando, corriendo y jugando… Hoy te admiro mientras lees y haces tus deberes… Hoy aplaudo tus destrezas, tus pensamientos y todo cuanto compartimos… Hoy me estremecen tus abrazos y besos…

Hoy te doy las gracias mi amor… Por darme la oportunidad y enseñarme con tu vida, cuán grande, definitivo y transformador es el amor… Gracias por mostrarme que el arcoiris vive en el corazón de la inocencia siempre… Gracias Miguel Enrique por mirarme con alegría cada día y regalarme tu sonrisa, tu luz y tu amor…

FELIZ CUMPLEAÑOS CAMPEÓN…!!! DIOS TE BENDIGA MI AMOR…!!! TE AMO…!!!

Y a ellos: Dra. Alejandra Siccardi, Dra. Marcela Scotti, Dra. Zelmira Gunstche y Dr. José Miguel Vega muchas gracias por su atinada presencia en nuestras vidas…

Elsy Concepción

DE NADIE…

Ella siempre ha estado ahí para nosotros… Desde el principio se posicionó en un lugar de privilegio y de la mano de una suprema atracción es la mayor testigo de nuestra existencia… Vió nuestro nacimiento y alumbró las noches desoladas en parajes, cuando comenzabamos a caminar erguidos… Dentro y fuera de una cueva… Sobre la proa de un barco… Al lado de las nubes y reflejada sobre el mar… Siempre ahí… Mostrándose y mostrándonos… Llena o menguada… Su potencia conduce nuestros ojos y ya no sólo la miramos y observamos… Es que la vemos y sentimos… Sonreimos en su viaje… El mismo que estimula a los vivientes y coincide con nuestra preciada humanidad femenina… Y desde lo alto nos seduce una y otra vez entre reflejos tonos y matices, mientras un aullido le reclama atención… Es de todos los ojos del planeta y no es de nadie… Su magia es mi debilidad… Como tantas otras expresiones de la creación… Y es desde allí que me permito observarla con estos ojos negros, curiosos y creyentes… Su forma es la de un corazón y no temo descubrirla así… Ello no me avergüenza ni me pone en desventaja… Su brillo humaniza la razón de mi razón… Recitándole… Llorando… Elevando una plegaria o cobijándome en el silencio, siempre ha brillado para mí… Y he cerrado los ojos como ahora para estar en comunión con la magia que me lleva a visitarla, como en tantos viajes que recreo de todas esas películas que mi mente se inventa sobre la vida, los sueños y el amor… Una amplia sonrisa se dibuja en mi rostro, agradecido e iluminado, por el baño de su hermosa luz… Amada Luna muchas gracias por estar ahí…

Elsy Concepción

SEÑALES DE MI FORMA INCOMPLETA…

«Como una niña de tiza rosada en un muro muy viejo súbitamente borrada por la lluvia.»

Caminos del Espejo de Alejandra Pizarnik

SIN PALABRAS… Siempre hubo una actitud o mejor dicho respuestas de un tenor cuando esas respuestas eran dirigidas hacia mí… Y en esas poquisimas oportunidades una constante se hacía presente independientemente del tema en cuestión… Ambiguedades e insinuaciones que me llevaban a reconocer que estaba equivocada… Que había un error… Ello me hacía pensar y repensar mis palabras escritas y evaluarlas desde lo que sabía, conocía e interpretaba en mi perspectiva más íntima… Siempre urgé y fui más allá… Retomé registros y lecturas que solo refrendaban mi postura… Tantas veces acudí a conceptos y procesos… Entendí que probablemente mi formación y valores cognitivos podrían estar desactualizados y requerían de una mayor gimnasia…

Así, siempre fui por más en haras de defender mi pequeño y minúsculo espacio en el laberinto de la sociedad hiperconectada… La constancia me acompañó en el tiempo que estimo preciado porque es uno de mis constructos… Expresarme era seguro… Lo más cierto y predecible cada vez que ingresaba al portal…

Estimado, buenos días, buen día, buenas noches, buen descanso, feliz descanso, buen fin de semana, feliz día, feliz sábado, buena jornada, feliz domingo, qué rico, buen provecho, felicidades, lo aprecio, tremendo, maravilloso, adhiero, coincido, gracias por compartirlo, gracias siempre, gracias por tanto… Y muchas otras palabras más, colocadas allí desde el respeto y una enorme necesidad de estar cerca, de hacerme visible…

Otras quedan hilvanadas sobre temas de toda índole y en donde las respuestas, si las había, eran verdades absolutas de la actitud que poco a poco se fue desvelando hacia mí y que me sacudieron para entender que la fuerza de las palabras vienen alimentadas de un peso específico que se llama actitud…

A lo largo de tantas intervenciones advertí las señales de aquello que atribuí a mis imprecisiones a la hora de intentar explicar sobre lo que sabía… Poco a poco fui anulando, borrando, descartando… Se hizo presente el miedo y con él la verdad del temor para opinar, expresarme y ejercer mi derecho a decir lo que sentía… Cada vez que me paraba en un punto esa fuerza cognoscitiva me empujaba al despeñadero… Una y otra vez cuando aparecía, lo cierto era disonancia entre palabras…

Después de tantos y profundos desencuentros conceptuales, apreciativos, distintivos y sustanciales, observé, entendí, comprendí y acepté que la actitud con la que armamos las palabras es fundamental para que ellas puedan ser percibidas en su complitud significativa…

Aprendí que las devoluciones y el feedback no son una obligación… Aprendí que el movimiento entre lo amable y el respeto no se podía inducir… La educación no está asegurada aunque se lea, se cite y se escriba un ensayo… El respeto es la percepción del otro como individuo y ser humano viviente, andante, pensante y sintiente… No se obliga ni se paga… Tampoco se inyecta en la virtualidad…

Un error de cálculo es como una coma mal puesta… La fuerza de las palabras no la otorga su significado sino desde donde se emiten… Si te desnudas y entregas por completo a la verdad que vive en tí, podrás ser arrastrado al fondo del abismo donde te espera la actitud desafiante de la burla, la indiferencia y el desprecio…

ME REVISO… Por supuesto que lo hago… Me reviso todos los días… Cada amanecer y cada anochecer es un espacio para revisar lo que llevo adentro… Y no es difícil identificarlo… Yo sí sé lo que me pasa… Lo confesé y a partir de allí todo cuanto he hecho ha significado un inmenso desafío para mí…

Me desnudé por completo en su momento… En una dimensión desconocida… Sin referentes ni nada porque nunca antes me había ocurrido algo así… Y a lo largo de este tiempo he aprendido a aceptar todo cuanto ha sido y mostrado en formas y ángulos: que no hay simpatía ni empatía… He aprendido a aceptar las diferencias y valoraciones… La indiferencia y las elecciones… Todo lo que lo hace ser quien es fuera y dentro de mí… Eso que respeto una enormidad… He aprendido a callar para no ofender… Para no exponer ni lastimar… He callado para respetar en cualquier contexto… He callado y guardado todo aquí donde ahora mismo tanto duele… Amar ha significado mucho más que estar activa cada día para estar cerca… Amar es todo lo que hago y me acompaña desde que llegó a mi vida… Amar es este momento donde mi corazón se ahoga y mi mente no puede pensar… Amar es mi alma saliendose de mí para decir que sólo deseo que sea feliz…

AQUÍ SENTADA… En un banco de la plaza… Sólo para mí… Una plaza… El sol… Estoy cantando mentalmente… Muevo los pies, como siempre… Y cierrro los ojos para no leer… Últimamente es así… Una defensa… El resguardo ante palabras, oraciones y frases que no llego a leer… También porque estoy como invisible… Aún no sé cómo volver de la invisibilidad… Somos tantos individuos que nos perdemos por ahí… Abundan los ojos que no miran ni observan… Están las bocas y ni una palabra escuchas… Ser invisible puede anular los sentidos… No lo creo… Al menos, no pienso en eso… Y como tengo mis ojos cerrados, sólo me permito sentir… Sonidos, efectos especiales y un silencio aplastante… Es lo más lejos que puedo llegar… Un grito ensordecedor del silencio… Un tiempo y el tiempo… Sigo con mis ojos cerrados y mis manos se buscan entre sí… Se juntan y sostienen… Junto a mis oídos y los latidos de mi corazón estoy sosteniéndome… Mi tríada personal… Mi descanso… Sí… Mi desahogo… También… Mi invisibilidad total… Un elemento de tres vértices que orientan mi alma… Oídos, manos y un corazón vivo… Hoy es mi visual… Mi tiempo en la plaza donde todos transitan… Y a lo lejos el ruido de los seres, las personas y sus pasos… Gritos y risas, mientras Yo sigo en silencio… Invisible… Canto mentalmente y muevo un poco los pies…

Elsy Concepción

RECALCULÁNDONOS

Hasta aquí hemos llegado parece dibujar el autor sobre nuestro momento… Sobre nuestros pasos y sobre todo aquello que edificamos alguna vez y no logramos sincronizar con la salvación… La del hombre… Sí la nuestra en medio de un mundo hiperconectado… Transmitiéndonos en íconos sin obedecer más que a la sensación… Marginando lo racional, destruyendo lo empírico y comprometiéndonos sólo con la satisfacción inmediata… Será que perdimos algo…??? Y si no perdimos… Qué ganamos…??? Está nuestra existencia determinada por ganar o perder…??? Vivimos en la globalización o transitamos por ella con un impermeable comunicacional… Yo me inclino por la primera… Estamos imbuidos, atolondrados y castigados por la autopista virtual de estímulos, elementos punzantes y neocomunicacionales… Todo vale, todo existe en una realidad que borra nuestra realidad identidaria… La imagen de un catálogo de signos se apodera de nuestra retina todos los días… Accionamos entre rostros con sentimientos muy definidos y nada compatibles con nuestra humanidad… Y ese espacio inmenso, vacío y portador de nuestras cumbres comunicacionales es cada día más expansivo… Infinito… El touch en una pantalla para «navegar» y creer que hemos doblado la línea del tiempo, porque interactuamos independientemente del registro de la Greenwich Meridiam Time… Hay una señal de la señal que nos lleva de la mano, que nos activa, guarda y comparte… Pero nunca llegamos al centro, a la virtud de la vida… Me lleno de prenguntas y entiendo que es hora de ir en busca de un poco de agua… Corresponde tomar un tiempo para leer a Zygmunt Bauman en su texto póstumo Retrotopía…

Elsy Concepción

PARA EMPEZAR… SEMBRAR !!!

fb_img_15627662701066800-1

La propuesta es simple… También es maravillosa… Sembrar los afectos, los vinculos y el amor como ejercicio de lo que estamos obligados a rescatar… En medio de las fuerzas que nos empujan en la posmodernidad… De lo líquido y hasta del evaporado paradigma del hombre y la posverdad, nos encontramos con la imperiosa necesidad de seguir… Seguir a dónde ??? Y cómo ??? La complejidad de lo inmediato y la presión que ejercen las atomizadas redes sociales sobre nuestras rutinas nos hacen revisar el camino… Muy cerca de la implosión… Sí… También condenados a conectarnos, a vincularnos… A estar y pertenecer a una de las capsulitas de las redes y la internet… Vamos y venimos a latitudes, realidades y deseos en un espacio con la velocidad de una reacción y un comentario… Y una ingeniosa imagen de doble percepción me recuerda bellamente la asignatura pendiente, que como ser humano y mujer de esta vida no voy ni puedo olvidar… Voy a amar y hacer crecer todos los vínculos de hoy y los que vengan a mí… Sembraré mi cariño, mi sonrisa y mis abrazos… Porque adhiero al concepto que dulcemente me invita a besar la vida y el amor…!!!