TENERTE COMO LO MEJOR DE MÍ…!!!

“La gratitud es una forma de experimentar el mundo con amor.”

Wayne Dyer

Recreo un escenario tan nuestro… Compartiendo un café con leche y un pan con queso rayado y mantequilla entre las páginas de los diarios… Cómo sería hoy, me pregunto… Dónde estaríamos leyendo y comentando los hechos de los que no eramos indiferentes…

Seguramente te leería todo lo que encuentro a mi alrededor en esta hiperconexión vital… El hogar que es también el trabajo y que en el último tiempo es nuestro mundo…

Toma entonces tu café y escucha(me)…

Trata de comprender que hoy el hombre ha cambiado su construcción del mundo para sí mismo y para los que vendrán… No te sorprendas, hoy hay grupos que llaman avanzados, liberales y progresistas, con voces y votos para afectar esto que hicimos por tradición y costumbre y hasta por amor… La familia que edificaste esta siendo atacada… Sí… Te sorprendería saber el poder de estas nuevas invenciones de la libertad… Son tan diferentes a la que me enseñaste…

Y sabes porqué, porque hoy la verdad se sostiene en gustos y humores… La venden y promueven sin medidas ni razonamientos… La palabra vacía cobra fuerza mientras crece la incertidumbre y el caos…

Ya sé… Sé que nada de eso te gusta… Y no trates de comprenderlo… Tampoco me pidas que intente explayarme porque lo transito con los valores que sembraste en mí, y eso me produce un choque  mientras intento copiarte en la educación de los niños…

Vas a sacar cuentas… Ahora no importa cuántos y ni el total… No entiendo la progresión ni la tendencia… Sólo sé que existe y nos tiene como ahora, presionándonos para movernos y yo me esfuerzo para fluir en medio de tanto tiroteo… Por supuesto, hay que seguir como dices, viviendo, sintiendo, amando… Eso nunca lo he dudado aunque hay momentos muy duros cuando miro a nuestra Venezuela… Cuando pienso en la postpandemia y todo lo que sueño para los próximos años… Cuando como ahora te revivo en un espacio que me invento, para volver a sentir esa fuerza de las palabras, el encuentro y el amor… De todo en lo que creo, aunque el mundo se haya desperdigado en sinsabores, intolerancia y esa enorme falta de humanidad…

Hace 29 años te condecoré con mi primer título… Estabas tan chocho… Tan feliz… Gracias por tanto y todo Papi…

Entonces contemplo tu mirada, escucho tus palabras llenas de alegría y ese profundo abrazo con el que haces posible que vuelva a la vida… Este 15 de julio, toma los suspiros que se esconden en el dolor de mi pecho para que soples tus 78 velitas… Feliz Cumpleaños Papi… Y no olvides darme la bendición… Yo también Te Amo Papi…

Elsy Concepción

DE LA NUEVA NORMALIDAD, A LA NUEVA NORMALIDAD…

«¿Qué es lo más difícil de todo?

Lo que parece más sencillo:

ver con nuestros ojos

lo que hay delante de ellos.»

Johann Wolfgang von Goethe

Entonces, qué es todo esto…??? Parece que empezó como un tema de salud… Y así lo conocimos… Una consecuencia no elegida… No deseada… No negociada… No equilibrada ni sospechada… Ahora impuesta bajo un paraguas que parece de protección e irreversible…

Te sigue sin haberla invitado y hoy genera el replanteamiento de si se trata de una transición para ir hacia una nueva humanidad…??? Y me lo pregunto porque no tengo claro eso de una interface entre un tipo de vida a otra…

En medio de la pandemia y viviendo más de 70 días en condiciones de una trastocada rutina, observo que el concepto no es nuevo… Se nos presenta maquillado de nueva realidad y como la alternativa a una forma de vida social, que no debemos ni se puede despreciar…

La Nueva Normalidad se mercadea entre el uso de elementos visibles como una mascarilla facial, el cuidado de manos por un gel alcohólico y la distancia entre dos seres con la precisión de 2 metros, y un sin fin de otros aditivos tecnológicos… Y sigo sin comprender dónde está lo nuevo…

Es porque entiendo… Porque he sentido cómo todas esas imposiciones ya convivian con nosotros… Con otros nombres, en condiciones y manifestaciones que no parecían muy claras, pero estaban allí…. No lo advertimos pero en el último tiempo ya se habían impuesto veladamente…

Por eso no me copa la Nueva Normalidad y su escándalo vivencial, existencial… Simplemente se ha disipado la niebla que la resguardaba… Ha quedado expuesta con sus torceduras, sus falencias y esa inmensa fuerza coercitiva de imposición…

Pero… Y cuándo empezó la Nueva Normalidad…??? Yo la he sentido desde el uso continuo que he hecho de las redes sociales… Sí… El sistema de una sociedad hiperconectada llegó a nuestras vidas con un gran potencial comunicativo haciendo brillar los espejitos de la masividad, la instantaneidad y la horizontalidad… Un mundo entero se plegó a las máximas de la oferta única e indetenible sobre la que poco o nada puedes renegar…

Y fue allí donde encontré las mascarillas que no permiten expresarte a plenitud… Hay una opresión disfrazada en no sé cuántas pequeñas figuritas que intentan reflejar lo único que no puede reproducirse, y llámese como se llame sólo responden al sistema integrado de algoritmos en diferentes escalas y alcance… Entonces en esa Nueva Normalidad tus sentimientos no son tuyos sino de un pequeño emoji que usurpa tus emociones proyectando una burda y obstinada instantaneidad que sólo ocupa un lugar sin espacio, sin raíces ni razón… 

Y es allí donde se produce el distanciamiento de persona a persona… Lo transitamos claramente día tras día mientras navegamos e interactuamos… Sí… Interactuamos y eso en ningun caso hemos de considerarlo como una auténtica comunicación…

El distanciamiento se expresa en una sórdida ilusión de acercamiento que en la habitualidad es repelente… En la sociedad hiperconectada es fundamental el distanciamiento porque así justifica su acción de interacción… Estar conectado no es estar presente, sino distanciado del o los sujetos…

Una manifestación clara de cómo nos hemos adiestrado para habitar y aceptar el distanciamiento… También para apropiarnos inconscientemente y sostenerlo para justificar las bondades de la hiperconexión… Enlaces continuos en un orden vertical porque la horizontalidad no existe cuando un sistema ordena, impone y supervisa criterios, sustancia, formas y colores…

Navegamos en un espacio lleno de configuraciones para secuenciar nuestros gustos e inclinaciones sin respetar la individualidad, tu identidad… Entras y sales a la existencia de las redes con la respectiva colocación del alcohol en gel que higieniza una entrada y movilidad… Son las actualizaciones de cada una de las aplicaciones sin las que puedes seguir activo…

Y todo esto no es bueno ni malo… Es… Existe y forma parte de nuestra vida social… Es la Nueva Normalidad a sus anchas y muy bien diseñada para hacernos creer que estamos comunicándonos a pleno, cuando en verdad sólo formamos parte de cientos de miles de enlaces..  Nos hace creer que todos tenemos oportunidad y espacios en el mismo nivel comunicativo… Y por último pero no menos importante, nos impone ser quienes no somos… El sujeto no es sujeto… Y por cada ser humano, por cada individuo que acceda al sistema hay una evidencia de la supresión de quienes somos en realidad… Porque en la sociedad hiperconectada nuestra humanidad es despojada, borrada… Un algoritmo usurpa lo que hay dentro de tí, lo que sientes, lo que percibes en tus cinco sentidos… Lo que piensas y lo que deseas… No existe quién eres, sino lo que un conjunto de enlaces y configuraciones te permiten hacer en un espacio y en un tiempo determinado…

Es la Nueva Normalidad la ausencia del ser… La ausencia de Libertad…

Elsy Concepción

MASHAV

Israel – Parte II

26 periodistas latinoamericanos nos encontrábamos a las 08 horas de cada mañana en las aulas del Mashav, Centro de Cooperación Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel… Nuestro centro de estudios se encontraba dentro del Kibutz Shefayim por lo que la asistencia a clases estaba técnicamente asegurada…

El objetivo de esta especialización era disponer de las herramientas históricas, geopolíticas, económicas y religiosas-culturales para identificar y comprender el Conflicto Palestino-Israelí y conocer in situ la acción de los Medios de Comunicación en una Zona de Conflicto…

26 periodistas latinoamericanos, estudiantes del Conflicto Palestino-Israelí en Mashav, Shefayim, Israel.

En nuestro primer día de clases (24 horas luego de llegar a Israel), nos convocó en una muy bien equipada aula, el grupo académico de Mashav liderado por Sergio Grym… Y corresponde que dedique unas líneas a quien llevaría adelante la mayor de las dinámicas académicas y cognitivas de la especialización… Sergio se presentó como todo un líder positivo interactuando personalmente con cada uno de nosotros… Mano firme, mirando directamente a los ojos y con una notable amabilidad en sus inflexiones de voz, lenguaje y manera de conducirse gestualmente mientras abordaba contenidos que llegaron a mis oidos como un disparador de los procesos más activos de mi espacio cognitivo…

Sergio Grym dominaba varios idiomas y frente a nosotros se tomaba una licencia para comunicarse en español, su lengua materna… En sus intervenciones advertí sus conocimientos que fueron abriendose cual abanico, haciendo frente a la avalancha de preguntas y cuestionamientos de 26 periodistas con ganas de ir por más… Él hizo que me mantuviera en silencio en la mayoría de sus clases, algo que sólo me había ocurrido en la universidad (UCAB) con mi profesor y tutor José Antonio Mayobre Machado…

El liderazgo académico de Sergio brilló en cada encuentro donde mostró su depurada y exquisita formación en temas como Historia, Política, Economía, Geografía, Religión y Arte… No hubo un solo país del globo terráqueo del que este hombre no lo supiese casí todo… Su resumen historicopolítico de Israel, el Mundo Antiguo y del siglo XX, es de las jornadas que más valoré en Mashav…

Junto a él estaba Eram Landau, uno de nuestros profesores fijos… Un hombre alegre y con una facilidad de comunicación en el grupo, que nos transmitió mucho de su experiencia como excombatiente en la Guerra del Yonkippur… Fue nuestro guía en las actividades de campo, unas de las experiencias más maravillosas de esta vivencia profesional…

Y completaba este equipo Iuval Rosenberg… Maestro, amigo y guía en nuestro andar por Tierra Santa… Iuval estuvo cada día con todos nosotros en lo académico, actividades de campo, jornadas extracurriculares, visitas guiadas y paseos por los lugares históricos y religiosos en Israel… Hicimos un equipazo con él y fue nuestro nexo seguro con las autoridades del Mashav a lo largo de todo el proceso…

Nuestras clases eran todas dinámicas y participativas… Latinoamerica fue expuesta en su identidad multicultural y complejidad geopolítica y económica… Sus vinculos con el Estado de Israel fueron identificados por nosotros independientemente de la latitud… Destacaron Colombia, Costa Rica y Argentina… Colombia por ser el país con mayor relación e intercambio con el Estado de Israel… Costa Rica por ser el único en la región sin ejército, y ese dato estuvo siempre presente en nuestra dimensión de Israel por ser claramente su opuesto directo… Y finalmente Argentina por ser la segunda comunidad más grande de judios, detrás de Estados Unidos, por los hechos ocurridos tras la Segunda Guerra Mundial y por los atentados terroristas en Buenos Aires…

Brasil, Chile, Rep. Dominicana, Ecuador, Bolivia, Guatemala y México estaban por supuesto presentes, pero fue Venezuela el país del que tuvimos mayor profundidad en la dinámica académica por los hechos que marcaban en ese momento, la agenda internacional de un gobierno que rompía relaciones comerciales y diplomáticas con el Estado de Israel y se expresaba simpatizante de la causa Palestina y se vinculaba abiertamente con los principales enemigos de Israel…

Quiero expresar también que ese año (2004) había muerto Yasser Arafat y el ambiente en el Medio Oriente comportaba una sensibilidad adicional a la que comunmente la caracteriza…

En Mashav tuvimos en nuestras aulas a los editores de los principales medios de comunicación… Representantes de las Fracciones Políticas que hacen vida en el Knéset, opositores judios, opositores musulnanes y opositores católicos… Israelíes árabes, ortodoxos y cristianos nos brindaron sus experiencias y acciones en política y sociedad para mostrarnos que toda esa diversidad operaba bajo el paragua de una Democracia… La única en todo Medio Oriente…

También tuvimos nuestro encuentro con estudiantes de la Universidad de Tel Aviv, donde compartimos con Enrique Cynmerman y Jana Beris, corresponsales de Jerusalem en español para medios de España y Latinoamérica, y con quienes fue un gusto enorme analizar el Rol de los Medios de Comunicación en el Conflicto Árabe-Israelí…

Junto a Yosif Bailey, Negociador de los Acuerdos de Oslo entre Palestina e Israel.

Una mañana fuimos sorprendidos por la visita de Josyf Bailey, Negociador de los Acuerdos de Oslo en 1996, firmados por Yasser Arafat, Itzat Rabin y Shimon Peres… Una jornada estupenda que luego nos abrió las puertas para visitar el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, y conocer y discutir sobre su depurada política de intercambio comercial y geoestratégico con países del Medio Oriente… Conocimos la acción Palestina sobre Israel, desde la creación de la Organización para la Liberación Palestina, hasta las intifadas más recientes y el terrorismo de la mano de Hamas y Al Fatah… Sin lugar a dudas obtuvimos información y referencias privilegiadas sobre un tema histórico y complejo como pocos…

SHIMON PERES…

En cada tema que avanzábamos se abrían otros con más y nuevas aristas… Israel comenzó a hacerse inagotable frente a la demanda de 26 periodistas expectantes y dispuestos a confrontar desde nuestra identidad latina llena de sesgos y creencias… Y fue en uno de esos días agitados de trabajos y presentaciones que nos informaron que visitaríamos el Centro Peres para la Paz…

Toda una sorpresa… Porque era improbable y de hecho no estaba dentro del programa curricular de Mashav que tuviesemos contacto directo con Shimon Peres… Entonces ese día, esa revelación, terminó siendo una de las jornadas más excitantes de nuestra estadía en ese gran país…

En uno de los salones del Centro Peres para La Paz finalmente conocimos a Shimon Peres, Líder del Partido Laborista, Ex Primer Ministro 1984-1985 y 1995-1996, Premio Nobel de La Paz, uno de los constructores del Estado de Israel y un auténtico halcón en el Medio Oriente…

Shimon Peres durante nuestro encuentro en el Centro para La Paz en Haifa, Israel.

Recuerdo perfectamente que nos sentamos en una sala dispuesta en un cuadrado donde todos nos podíamos ver y observar directamente a Peres… Sobre las mesadas grabadores, libretas de notas, marcadores, lápices, bolígrafos y cámaras fotográficas; además de agua natural sin gas embotellada y servilletas estaban allí para los asistentes… Lo precede su seguridad y entra Shimon Peres en su caminar seguro y relajado para ocupar su lugar y saludarnos en perfecto inglés…

Hicimos una presentación por países y procedimos a formular las preguntas de interés… Desde Argentina hasta México, todos mis compañeros abordaron el temario lógico del conflicto Palestino-Israelí, Medio Oriente y sus Relaciones con Occidente, los fallidos procesos de Paz, incluido el que él promovió, perspectivas, y el tema Venezuela sobre el que pudimos conocer y comprender el horizonte israelí sobre nuestra amarga realidad… Casí 40 minutos de escucharlo con interés supremo y respeto absoluto…

Afectuosamente permitió que tomáramos registros fotográficos… Se levantó y posó junto a nosotros en esos tres minutos que se pulverizaron entre apretones de mano y una leve sonrisa que se le escapó cuando le preguntamos por su familia en Venezuela… No hubo respuesta directa, pero ese gesto involuntario bastó para cerrar el encuentro con una de las personalidades más emblemáticas del Estado de Israel y del Medio Oriente…

Elsy Concepción

LA ELSY QUE AMO…!!!

Junto a mi Mamá… 22 de junio de 1996.

Hace siete años de la última vez que nos abrazamos Mami… Fue en el aeropuerto de Maiquetía en una despedida llena de amor y sonrisas… Creímos que repetiríamos a los dos años o a los tres, pero el tiempo se nos adelantó para hacer de la distancia un puente colgante entre tu y yo…

En ese espacio nos hemos valido de las voces, videos y fotografías para recrear nuestra pertenencia, nuestro vínculo y nuestro amor… Estar juntas desde los latidos, y cuidarnos y mimarnos entre suspiros de esperanzas e inevitables lágrimas de dolor… Recomponemos y limpiamos el mundo a nuestro alrededor para aguardar por una nueva oportunidad… Te relato mis días para que sonrías con mis pequeños logros… Para que celebres junto a mí las peripecias y triunfos de tus nietos más pequeños, que ya saben y comprenden la razón de la distancia y de ese afecto y amor transmitido desde tu voz…

La «Abuela de Venezuela» es mi Mami… Y hoy te escribo para sentirme junto a tí… Cruzo el puente para abrazarte fuertemente con mis palabras… Para cuidarte y decirte que te extraño… Que te necesito junto a mí… Que hago un esfuerzo enorme cada día para mantenerme erguida y llena de fuerzas, mientras la hidra de la realidad punzante hace trampas y me lastima… Y es allí, como hoy y cada día, que te pienso para llenarme de todo lo que transmites con tus reflexiones, tus dulces charlas en tonos cálidos para recordarme una y otra vez que tenga paciencia y siga dando mi amor…

Mami… Todos los días te agradezco en silencio por los valores que sembraste en mí como mujer… Una mujer en un inmenso jardín cuidando sus flores y como madre, desafiando al horizonte, guiando los pasos y enseñando amorosamente a sus hijos…

Este domingo de Mayo, Día de la Madre, soy yo quien te da la bendición Mami, y eleva una oración al cielo por nuestro sueño de volver a abrazarnos y llenarnos de besos en algún aeropuerto… De unir nuestras manos y rezar juntas por la dicha de estar y sentirnos madre e hija; y como mujeres madres, compartir bajo el mismo cielo y con el mismo pan…

Al terminar estas lineas correré a llamarte para decirte a coro con los niños que te amamos… También te diré que he compartido esa foto de hace 24 años que tanto te gusta, donde tenías la edad que hoy tengo yo…  Dios te Bendiga Mami… Hoy vamos a hablar un poquito más y pretendo hacerte sonreír y que sea feliz tu corazón tanto como el mío de vencer esta distancia, escucharte y darnos mutuo amor… Te Amo Mami…

Elsy Concepción

EN CASA, LA ESCUELA…

Fue el domingo 15 de marzo cuando supe que empezábamos un aislamiento… La información oficializaba la suspensión de clases… Lo tomé con pinzas y esperé al día siguiente para ver cómo era la movida… Y así fue… La Dirección del colegio de los niños se comunicaba muy temprano por whatsapp para confirmar el decreto y la forma cómo operaríamos a partir de la fecha…

Ese lunes los niños durmieron una hora más y permanecieron durante la mañana empiyamados… Entonces me organicé para hacer del tiempo un espacio de compartir y disfrutar mientras recepcionábamos las tareas… Una novedad que aceptamos con tranquilidad mientras fuimos comprendiendo que se prolongaría en el tiempo…

Hemos vivido y dependido de la interconección como nunca antes… Se nos ha complicado por momentos que sea de calidad y sostenible en 1 hora, 2 horas y hasta tres horas continuas… En 52 días he lidiado con las materias y contenidos curriculares de nivel primario, en un ejercicio que me ha permitido observar a mis hijos en el delicado proceso de enseñanza/aprendizaje, como no lo hubiese revelado ninguna libreta de notas…

Ser mamá y maestra es otra cosa… No es la típica escena de orientar y/o revisar una tarea, un ejercicio, un proyecto… Tampoco actualizar una información y aplaudir sus logros… Ahora se trata de la didáctica… De transferir contenidos desde el principio, repetir y abrir su reflexión para que puedan identificar y entender un objetivo…

Actualmente las maestras sólo se conectan, asignan e intercambian tareas, saludan, preguntan, corrigen y felicitan… Son dulces y sonríen siempre a la vez que refuerzan el «los extraños chicos», «pronto estaremos juntos de nuevo»…

Es importante esta comunicación del grupo/maestra para sostener el vínculo, usando para ello el potencial que ofrece la interconexión entre dos instituciones vitales: la escuela y la familia…

En estos días de cuarentena mi hogar ha sido una sala situacional del hecho educativo donde practicamente la maestra/mamá ha desplazado a la mamá/maestra… Hoy todas las preguntas, las dudas y las resoluciones de problemas demandan mi atención y se adueñan del tiempo… Por momentos crece la tensión para intentar cumplir y hasta equilibrar las necesidades propias de niños de 9 y 11 años, que me muestran su alegría a pesar del inmenso cambio que supone ser educados en el hogar…

En estos 52 días los he cuidado y mimado cuanto he podido para ganar esos espacios, que hemos sustituidos para llevar adelante la tarea mayor que nos impone el confinamiento… Ahora transitamos el otoño y el frío de estas latitudes nos acerca en la mesa del comedor, donde por momentos es un set de pruebas de arte, proyecto de ciencias y base de un guión de teatro…

La verdad es que estamos aprendiendo todos… Y esta realidad me hace ser conciente de que al menos ésta y la próxima estación nos encontrará enseñando en cuarentena…

En este momento me parece mentira estar escribiendo en medio del cansacio abrazador de cada día en las últimas semanas… Todo a la vez y apuntalado con prolijidad y responsabilidad… Y me pregunto: cuándo sonará el timbre del recreo…

Elsy Concepción

EN EL KIBUTZ SHEFAYIM

ISRAEL – PARTE I

Si un espacio fue realmente revelador de lo que es Israel ese es el Kibutz Shefayim… Al ingresar lo percibí como una especie de gran hotel campestre por el diseño de su lobby, área de recepción, administración, demás espacios y elementos allí presentes… Pero al atravesar ese lugar me encontré con todas esas casas, pequeños edificios por su altura pero extensos, jardines por doquier y a través de los cuales uno podía moverse de un lugar a otro flanqueado de árboles y tantos colores… Toda una comunidad se abría a nuestro paso… Era muy fácil desubicarse y sentirse en otro lugar menos en Israel…

Luego del registro con pasaporte, visa, seguro de vida y hospitalización y control de maletas, me asignaron una de esas pequeñas casas para compartirla con Claudia Hernández, una periodista y presentadora de CNN en Español… Y si bien ya nos conocíamos fue en esa convivencia definida al azar que profundizamos el vinculo… Allí compartimos una habitación con lo básico y ello incluía un baño y placares… Cada una tendría una llave para acceder a ella…

Yo estaba encantada bajo ese cielo porque el lugar era cómodo, también muy sencillo, y al abrir la puerta te encontrabas con un inmenso jardín desde el que podías ver las otras casas todas habitadas por mujeres estudiantes y aquellos otros lugares que luego conocería en detalle… Me preguntaba una y otra vez cómo podían tener un jardín tan grande y hermoso en medio del desierto… Su sistema de riego por goteo funcionaba a la perfección y eso me hablaba de todo lo que podían hacer los israelíes con tan poco… Y la verdad es que eso era poco…

Uno de mis lugares preferidos en el Kibutz Shefayim. El hermoso tunel de arboles y flores que disfrutaba en su interior y donde me sentaba a leer.

Lo primero que conocimos dentro del Kibutz, y esto era obligatorio, fue la puerta de entrada al refugio… Un refugio…??? Exacto, cuya puerta de entrada se ubicada en medio del jardín que te llevaría a un gigantesco espacio en el subsuelo con todo lo necesario para vivir… Nos sorprendimos… Sí…!!! Y apenas alcanzamos a tomar un par de fotografías… Recordar su ubicación era fundamental…

Muy cerca de mi habitación estaba el sector de lavandería, un servicio que utilizaríamos durante nuestro tiempo allí… Y lo menciono porque me llamó la atención la forma empleada para recepcionarte la ropa… Lo primero que debías saber es que no se lavaban prendas íntimas… Por eso llevamos jabón de panela y el único permitido, para lavar nuestra ropa interior en la habitación… Para hacer entrega de la ropa sucia debíamos llenar un formulario donde se detallaban dibujos de pantalones, camisas, faldas, en fin, de indumentaría que identificabamos con colores, talla y tipo de tela… Ella volvía lavada, planchada y doblada en bolsas los lunes, ya que cada jueves y viernes se recepcionaban las solicitudes…

Y tengo que mencionar sí o sí El Comedor… Una parte importante en Israel…. Así lo expreso porque el comedor fue un espacio de comunión con nuestros compañeros latinos… Desayunos, almuerzos y cenas servidas con absoluta puntualidad… Era nuestro lugar para vincularnos,… Comer, conversar, compartir y aprender incluso sobre una gastronomía muy diferente a la de la mayoría de nuestros países latinoamericanos… Allí nos conocimos y forjamos amistades más allá del típico  compañerismo entre estudiantes… Aprendimos de nosotros y también a cuidarnos desde la identidad geográfica, idiomática y cultural que nos sumaba…

Latinoamérica estaba muy bien representada entre risas, acentos, chistes, anécdotas y choques de vasos de jugo o agua… Un argentino echaba de menos comer carne y chorizo… Los mejicanos se adelantaron solicitando a su consulado salsa Tabasco y Tequila… Jajajajajajajajajaja…!!! Eran los casos de atención que me llenaban de risa por su marcado nacionalismo… Yo aprendí de los sabores de la cultura culinaria israelí y valoré sus productos orgánicos… Me sorprendí de sus lácteos de origen no lácteo… Y por allí comenzaba a dimensionar su capacidad industrial… Los yogures eran simplemente riquísimos…

Toda la comunidad kibutzina era sumamente atractiva… El orden era tremendo tanto como la limpieza… Hasta los troncos y ramas de los árboles me llamaban la atención… Había una especie de equilibrio armónico en todos los espacios y eso incluía el estacionamiento… Allí me topé con otra sorpresa y ésta representaba una absoluta novedad que me hacía pensar una y otra vez en la imposibilidad de encontrarla en otro lugar en el mundo… Sin embargo esto era lo usual en la comunidad kibutzina israelí…

Los autos se encontraban ubicados uno al lado del otro como en cualquier estacionamiento de residencias… Todos los vehículos tenían sus puertas sin seguro y cada uno de ellos con sus respectivas llaves en el suiche de encendido… Un kibutzino hacía uso de un auto para trasladarse fuera del Kibutz y al regreso lo estaciona donde lo encontró… Deja la llave, y el auto permanece allí sin seguro en las puertas… Todos hacían lo mismo porque los autos no le pertenecen a nadie… Los autos son de todos… Son del Kibutz y quienes lo necesitan hacen uso de él sin reparar en la posesión material, sino en la accesibilidad que le permite trasladarse de un lugar a otro…

Israel se me comenzaba a revelar desde estas pequeñas e invariables realidades… Un lugar con hermosos e impecables jardines, un inédito sistema de convivencia y un concepto nuevo de compartir… Vivir en un Kibutz no me hizo kibbutzina pero si me mostró mucho del origen y corazón de Israel…

Elsy Concepción

LUNERA…

En una noche como esta me entrego al inmenso cielo que me cobija… Hoy está especialmente limpio, despejado y con todas esas pequeñas luces que ahora mismo atraviesan mis pupilas y me hacen querer saber más de ellas… Igual que hace 36 años y que veinte… Y que 9 y como cada día… Juegan mis percepciones y me permito soñar… Allí tengo la absoluta libertad para expresarme… Soy la mujer que cree en el movimiento que a todos nos envuelve y aunque imperceptible, todo lo que me rodea me señala su fuerza y su imperturbabilidad… Entonces viajo para redimirme de errores y caidas… Viajo para chocar con todas esas estrellas que alumbran mis penas y silencios…
Agradezco todas estas noches estrelladas que celebran mis sueños y me hacen sonreir por todos esos colores que explotan en el alma… Y en esos espacios me reconozco y me celebro por todas las palabras que no sé combinar… Por todas las veces que cierro los ojos y me dejo deslumbrar… Por todo lo que ignoro y respeto… Por cada recuerdo que escondo en mis bolsillos y evito mostrar… Por cada pensamiento y anhelo que tengo para amar…
Profundo, majestuoso, estrellado y en absoluto silencio está mi cielo hoy… Observo sus brillos y delineo, armo y converso con mis constelaciones… He creado tantas y variadas… También sé que son inútiles… Pero cada noche me las invento en un universo de lo imposible, porque en mi locura todo es posible, y ahora dulcemente están a mi lado… Ríen y algunas de ellas resplandecen en mis ojos llenos de lágrimas…

Elsy Concepción

ESO…

«No busques más mi corazón; las bestias lo han devorado».

Charles Baudelaire

Estaba tumbada boca arriba… Me acompañaban los anteojos y el móvil… Fuí y vine un par de veces… Allí me detuvo su nombre y sus palabras…
ESO había escrito… Era ESO y nada más…
Mis ojos recorrieron las líneas de palabras titilantes que lanzaban dardos… Sentí una inyección de sangre en mi cuerpo y el corazón explotando en interrupciones que hice desesperada para respirar… Mis manos temblaban y ya no pude sostenerlo… Estaba siendo presa de una tormenta interior que mi cuerpo no podía conducir… Puse mis manos en el pecho para hablarle al corazón… Cerré los ojos y le pedí socorro a todos los mios… Vengan a ayudarme… Vengan a ayudarme ahora… Vengan ya…
Recuerdo haber recuperado el móvil y tocado el teclado para hacerme presente… Para gritar y expresarme pero no pude responder bien… Una palabra y un emoticon pegado fue mi única defensa mientras leía y releía ESO… Históricamente siempre me ha ganado la cobardía… Fue allí que entendí que debía levantarme… Y lo intente buscando dentro de mis recuerdos el más duro de todos ellos… Metí las manos en ese baúl y comencé a buscarlo… Con desespero y con la respiración entrecortada… Todo ello mientras corría al baño y buscaba la temperatura del agua… Entonces desnude mi cuerpo para ayudarme mientras ubicaba el episodio que me ayudaría a hacer frente a ESO…
Entré a la ducha y dejé que el agua y sus temperaturas quemaran mi piel y la congelaran para sentirme una persona y no un manojo de nervios enredados y tirantes… Fueron minutos de caminar sobre lo inesperado… La crueldad de la sorpresa y un profundo dolor en el corazón que partió en pedazos el sentimiento y pisó mi alma… Entonces el agua hizo su trabajo… La sentí muy caliente en mi piel y luego muy fría… Comencé a llorar mientras el agua me abrazaba… Lloré tremendamente hasta secarme… Y fue allí donde me revelé… Era la primera vez… Nunca antes había vivido y sentido nada así… Y traje ese recuerdo que aunque repasarlo significaría un desgarro aún mayor, pero yo sabía que me podía ayudar… Entonces volví a esa habitación iluminada… Allí estaba él… Inmovilizado físicamente y bajo los efectos de ese especial coctel… Fijé su mirada y sus palabras que retumbaron en mi interior con dolor… Tenía que salir… Ellos me conminaron a dejarla mientras me despedazaba al caminar… Crucé el pasillo escuchando sus gritos y mi cuerpo ya no era mío… Se había quedado con él junto con mi corazón desgarrado de impotencia y soledad… Cruce a la izquierda para encontrarme con un universo de personas, médicos y pacientes que me rodeaban… Intenté atravesarlo… Intenté caminar firme y no pude… Me apoyé en la pared para avanzar mientras me ahogaba… Yo no sé lo que fuí en ese momento… Sólo sentía su voz gritando «no te vayas mami»… «No me dejes mami»… No avancé mucho y abracé esa pared… Puse mi rostro en ella para contener mis lágrimas y me abandoné…
Luego la luz… Una mujer se acercó… Me habló… Me encontre entonces con unas palabras… El aliento de quien te pregunta y busca apoyarte, ayudarte… Y así lo hizo me calmaron sus palabras… El ahogo dió paso a sollozar lentamente y controlar mi respiración… Sentí mis piernas y pude caminar y sentarne allí en el pasillo, pero ella ya no estaba ahí cuando mis ojos la buscaron a lo largo del mismo… Se había ido… Ya no estaba pero yo sí y había recuperado mis manos, mis ojos y mi pecho… Una pausa y otra me llevaron a releer todo de nuevo… Y fue allí que identifiqué todos los elementos que me hirieron tanto como ahora cuando exorciso esta experiencia…
Un eco retumbó en los cimientos de la mayor fuerza de este mundo que habita en mi corazón… Hoy he aceptado que para él era simplemente ESO…

Elsy Concepción

8 MIL CAMELLOS…

1978a4d397c654e1cfadccf2cf264cb7-1

Cuando he mencionado que estudié en Israel, los ojos de quienes me escuchan se disparan y brotan de sorpresa… Entonces empiezo a contar a la mayor brevedad cómo llegué, qué hice y cómo fue mi experiencia… Hoy después de tanto merodeo mental decido brindar mi experiencia en brevísimos resúmenes de cinco entregas… Creo que así estará bien… Y porque no encuentro otra manera de expresarme frente a la magnitud y el encanto de todo lo que dejó en mí… En este tiempo se cumplen 15 años de ese espacio en mi vida… Mi eterno agradecimiento lo expresó aquí… Así es…

ISRAEL

A mis treinta y cuatro años la vida me tenía reservado un espacio de inflexión que no busque… No lo esperaba porque todo lo que me brindaba en el día a día, era lo suficientemente absorbente y excitante como para mantenerme enfocada y rindiendo al máximo en todas mis expresiones… Trabajaba en el Circuito Unión Radio como Jefa de Información y asistente de al menos 5 grandes periodistas y formadores de opinión… Tenía a mi cargo toda la estructura informativa del circuito con 23 radios en toda Venezuela… Corresponsales nacionales, internacionales, reporteros, locutores y anclas… También el equipo de redacción en dos turnos con un abanico de contenidos que empezaban en política y pasaban por economía, sociedad, cultura, deportes, sucesos, investigación e internacionales… Eran mis 18 horas diarias entregada a lo que siempre he amado, los hechos, las noticias… En ese tiempo también cumplía responsabilidades como corresponsal de Caracol Radio de Colombia y sus radios hermanas en Estados Unidos y Chile… La vorágine era parte de mi rutina, de mis sentimientos y mi vida… Y fue en medio de esa turbulencia que un día (viernes) me encontré tomando decisiones que comunicaría un lunes… Recibí una propuesta única para formarme lejos del ruido de mi tierra natal… Accesar a contenidos y experiencias reservadas para pocos porque así lo definió la oferta… Rendir y tener un determinado perfil fue supervisado por el Consulado Israelí quienes con una exaustiva rigurosidad debían conocer (me) a la postulada por el Centro de Noticias Unión Radio… Recuerdo perfectamente el espacio y las personas que durante una semana me evaluaron… Sólo un aspecto me dejaba sin palabras… Y era su detallado sistema de seguridad…

Sistema que a lo largo de toda mi vivencia fue haciendose increiblemente expedito, agudo, exquisito, y del cual no me permitiré ahondar por el inmenso respeto que merece semejante estructura… Soy una mujer con códigos y el respeto es el primero de ellos…

Fuí becada por el Estado de Israel para estudiar, conocer y aproximarme al complejo e histórico conflicto Palestino-Israelí… Un viaje de dos días hasta llegar al impactante Aeropuerto Internacional Ben Gurión, con una escala en la Madrid golpeada por los recientes atentados en la estación de trenes de Atocha…

Y allí estaba yo impregnada de la mayor de las curiosidades… Estudiar, conocer y vivir en un tiempo breve justamente allí, suponía más que un enorme reto, ciertamente un gran desafío… En ese pequeño punto de la geografía planetaria llamada Tierra Santa…

Elsy Concepción

CARAELIBRO…

«Las redes sociales son una trampa». «El diálogo real no es hablar con gente que piensa lo mismo que tú. Las redes sociales no enseñan a dialogar porque es tan fácil evitar la controversia. Mucha gente usa las redes sociales no para unir, no para ampliar sus horizontes, sino al contrario, para encerrarse en lo que llamo zonas de confort, donde el único sonido que oyen es el eco de su voz, donde lo único que ven son los reflejos de su propia cara. Las redes son muy útiles, dan servicios muy placenteros, pero son una trampa».

Zygmunt Bauman

CARAELIBRO…

Fue concebido como un sistema resolutivo… Ha hecho de la vida una rebatiña entre lo real y lo ficticio… Se ha encumbrado con osadas teorías y conceptos para acordar que ciertamente es «el sistema»…
Para mi en cambio, ha sido la mayor licuadora de la que jamás pensé formaría parte…
Entré y no pasó mucho tiempo para que «el sistema» de hiperconexión me licuara y me hiciera una persona desperdigada en mil pedazos… Entregada a la vibración que caracteriza las pulsaciones del corazón y siendo huérfana de sentimientos malsanos, fue allí donde «el sistema» atacó…. Una flecha me atravesó el cuerpo y el alma… La marca, el fuego y el dolor quebraron mi humanidad… Hoy me reconozco como una persona con una inmensa cicatriz, envuelta en curetajes para seguir bombeando vida y sonreir al mundo como siempre y para siempre… Mi alma está lastimada… Es cierto… Me han lastimado en lo sagrado, en lo auténtico… Unos pequeñitos hilos la sostienen ahora y como cada día… Esa alma lastimada se esconde detrás de la luz de mi mirada… Se oculta en las sonrisas, los abrazos, en la alegría con que enfrento la vida y el inmenso amor a todos los que me rodean y confían en mis manos… «El sistema» sólo te permite estar activo o inactivo… No tiene, no sabe y no admite la conexión con la verdad y la virtud del alma porque opera en pequeñas imágenes ilusorias y arquetípicas que señalan y reducen manifestaciones del gran público… El público que no es concebido como seres humanos sino como elementos que siguen pequeños estímulos básicos, reaccionan y muy de cuando en vez aglutinan letras y frases…
No hay valor agregado en «el sistema»… Su valía es abordada desde la sumatoria de millones de «me gusta»… Mensual o anualmente un carpetazo te hace recordar las veces que estuviste pero nunca qué te hizo sentir vibrar… En él se revelan ante mis ojos espacios de ocio lúcidos para engañar, disfraer y mentir… Me pregunto cómo llegamos sin protección aquí… Cómo pude abrir esa puerta que sólo embiste mi rostro con la base del sistema… Cómo observar la destrucción de lo humano y ver cómo se celebra la misma entre teóricos y desacertados horizontes cognitivos… Cómo es que se pretende y se encumbran armas para que los individuos no se expresen sino que sigan consignas del engaño y la falsedad… Cómo pueden considerarse todas sus aplicaciones como el futuro predeterminado en un teorema de la evolución del hombre… De qué evolución estamos hablando cuando «el sistema» no permite la auténtica comunicación entre dos personas, dos seres humanos… De qué progreso social e hiperconectividad hacemos referencia cuando no hay construcción de un horizonte humano y las emociones son bloqueadas e ignoradas por su baja o nula rentabilidad… Los activos desplegan sus alas en pequeñas y medianas cuotas de poder y un séquito de aduladores descerebrados aplauden sin el más mínimo retorno de conquista pensante… En «el sistema» está prohibido pensar, dudar, escribir y expresarse con solidez… Ello puede acarrearte la sanción del ostracismo y el desprecio del dueño de pantalla… Y es allí donde la licuadora es letal… Miles de vueltas te marean y un par de cuchillas hacen pedazos tus opiniones, tus dudas, tus preguntas… Tus sentimientos, lo que sientes en el alma y también el amor… Sí… «El sistema» es una trampa…

Elsy Concepción